El fraude del taquillazo en el cine Mirasierra Paraiso

En el cine Mirasierra Paraiso se simulaban pases y se inventaban espectadores para sacar tajada de las millonarias subvenciones que ofrece el Gobierno al cine español.

Muchos eramos los vecinos de la zona que nos preguntábamos cómo este cine permanecía abierto después de tres años en los que parecía más una sala fantasma en la que no se veía a nadie salir o entrar, ni colas para comprar entradas o palomitas, es más el mismo que vendía las entradas era el que te ponía las palomitas. Por fín hemos dado con la clave tras leer la información de la investigación en el diario El País. En el cine Paraíso de Mirasierra se dedicaban a simular pases e inventaban espectadores para sacar “tajada” de las millonarias subvenciones que ofrece el gobierno al cine español. El gobierno otorga subvenciones que pueden alcanzar los 1,5 millones si la película que solicita ayuda cumple una serie de requisitos y es vista por un mínimo de 60.000 espectadores.

Cines Mirasierra ParaísoSegún las diligencias judiciales, a las que ha tenido acceso el diarío EL PAÍS, la firmaSéptimo Arte Exhibición, S. A., proyectó durante el año 2012 las películas De Mayor quiero ser soldado, Los muertos no se tocan, nene, y Mr. Nice. “Los datos aportados por las salas al Gobierno pueden resultar falsos”, asevera el fiscal en su querella contra Séptimo Arte. Llama el fiscal la atención sobre el hecho de que fueron las salas de esta compañía en la que más se vio la película De Mayor quiero ser un soldado, y en concreto, en sus cines de Mirasierra y Pequeño Cine, ambos en Madrid. En las seis visitas que giraron a estas salas los inspectores de Cultura entre julio (días 7 y 17) y agosto (10 y 29) y septiembre (10 y 26) de 2012 observaron que el número de espectadores era “infinitamente menor” que el declarado por la compañía al ICAA. El 17 de julio de 2012 se proyectó la citada película en el Cine Mirasierra. Aunque solo había cuatro espectadores, la sala comunicó que había 90. Y lo mismo sucedió otros días.

Inspector de cultura: “Sólo había un espectador en la sala de los cines Mirasierra Paraiso… y era yo.”

El 10 de septiembre de 2012 se proyectó en la sala de cines Paraíso Mirasierra, de Madrid, la película De Mayor quiero ser soldado. El inspector de Cultura que acudió a la sala anotó que estaba vacía. Rellenó en su estadillo todos los datos, día, hora y filme, e indicó: “En esta sala solo hay un espectador, yo, el inspector que suscribe”. Una semana después comprobó que los datos remitidos al Ministerio de Cultura por parte de la sala (esto es, que había 132 espectadores) eran falsos. Y no fue el único día en que estuvo solo en el cine. “Los restantes días de visita de la inspección, pese a que en algunos casos estuvo solo el inspector, la sala declaró la asistencia de muchas más personas”, según el fiscal. En la película Los muertos no se tocan, nene, y en estos mismos cines, el inspector compartió el visionado del filme, por ejemplo el día 19 de julio de 2012, “con un único espectador”. Aun así la sala comunicó que había 50 personas.

A continuación mostramos un documento dónde se muestra la auditoría realizada por los inspectores de cultura y que constatan las irregularidades relacionadas con los espectadores del cine.

1448914417_809443_1448914552_noticia_normal

 

FUENTE: EL PAÍS

Cerrar comentarios

Deja un comentario